El 70% de los presos transgénero en el Reino Unido están en la cárcel por delitos sexuales o violentos

Más del 70 por ciento de los presos transgénero en las cárceles británicas cumplen condena por delitos sexuales y violentos, según han revelado los datos del gobierno.

Al menos 181 de los 244 reclusos transgénero, más del 74%, están encarcelados por delitos como violación, forzar a menores de edad a mantener relaciones sexuales, lesiones graves y robo.

Hasta 144 hombres que se identifican como mujeres, «mujeres transgénero», están recluidos en prisiones masculinas, mientras que cinco están actualmente encarcelados en prisiones femeninas, incluida al menos una institución de máxima seguridad donde están encerrados asesinas y terroristas.

Los altos niveles de delitos violentos entre los reclusos varones que se identifican como mujeres demuestran por qué no deberían ser recluidos en prisiones femeninas, sostienen las defensoras de los derechos de las mujeres.

Sin embargo, activistas y ex directores de prisiones insistieron en que el alto nivel de delitos violentos entre los reclusos trans no implicaba que fueran intrínsecamente violentos, y añadieron que la gran mayoría vivía sin delinquir.

Las cifras publicadas por el Ministerio de Justicia revelan también que otros 25 «hombres transgénero», mujeres que se identifican como hombres, recluidas en prisiones femeninas han sido condenadas por delitos violentos y sexuales. Hace apenas un año eran menos de cinco, según el Ministerio de Justicia.

Las cifras se hicieron públicas después de que una ex presa preventiva contara a The Telegraph cómo «una mujer transgénero» recluida en una cárcel de alta seguridad femenina intimidaba continuamente a las reclusas.

La experta fiscal Maya Forstater, que perdió su trabajo por decir que las personas no pueden cambiar su sexo biológico, ha recibido una indemnización de 100.000 libras de un tribunal laboral – BARNEY COKELISS/PA © Proporcionado por The Telegraph

La mujer dijo: «No había nadie en mi módulo -incluido el personal de la prisión- que pensara que era apropiado que una mujer trans estuviera alojada en una prisión de mujeres. Casi todos la consideraban una amenaza.

«Era una auténtica pesadilla. No era enorme, pero sí muy atlética y fuerte, y tenía todos los rasgos físicos de un hombre. Era una matona y resultaba muy amenazadora e intimidante. Creo que era plenamente consciente de que físicamente era mucho más fuerte que todas las mujeres del módulo y se aprovechaba de esa posición».

«La creencia de que debería haber sido recluida en una prisión masculina era unánime, no sólo entre las reclusas, sino también entre el personal.

«Todas las mañanas se colaba en la fila de la medicación o de las comidas. A menudo provocaba peleas y mucho estrés innecesario en un ambiente siempre tenso. En mi prisión había muchas reclusas muy peligrosas. Compartía módulo con asesinas, terroristas y mujeres que habían cometido delitos muy violentos. La tensión era palpable la mayor parte del tiempo, así que sólo hacía falta una chispa para que todo estallara. Al final la trasladaron de nuestro módulo a otro porque se había vuelto demasiado difícil de manejar».

Rhona Hotchkiss, ex directora de prisiones, afirmó que, según su experiencia, la mayoría de las reclusas trans cambiaban de género sólo cuando entraban en contacto con el sistema de justicia penal.

También dijo que las cifras demostraban por qué los hombres que se identifican como mujeres sólo deberían ser alojados en prisiones masculinas.

Dijo: «Permítanme ser muy clara: las personas trans no son intrínsecamente violentas y la gran mayoría vive sin delinquir.

«Siempre es un problema tener a hombres que se identifican como mujeres en cárceles de mujeres. No es necesariamente la amenaza física lo que experimentan, sino la retraumatización, porque muchas mujeres en prisión ya están traumatizadas a manos de hombres. También se enfrentan a una constante luz de gas cuando se ven obligadas a llamar a estos hombres «ella». La gran mayoría de los hombres que se identifican como transgénero en prisión no lo hacían antes de entrar en contacto con el sistema judicial».

El testimonio es importante

Maya Forstater, directora ejecutiva de Sex Matters, una organización de derechos humanos que hace campaña por la claridad del sexo en la ley, afirmó: «La presencia de hombres en las cárceles de mujeres hace que todas las reclusas se sientan inmediatamente inseguras. Aunque esos hombres no cometan actos de violencia, pueden amenazar, intimidar y acosar sexualmente a las mujeres. Su mera presencia es intimidatoria». Este testimonio es importante y el Sistema Penitenciario debe tenerlo en cuenta. Ya ha puesto en marcha políticas que mantienen a muchos hombres que se dicen trans fuera de las cárceles de mujeres, pero tiene que terminar el trabajo y garantizar que todas las cárceles están realmente segregadas por sexo».

La profesora Kathleen Stock, que ha sido descrita como una feminista crítica con el género, ya ha destacado anteriormente el problema de los hombres y mujeres transgénero encarcelados por delitos violentos y sexuales.

En una charla en la Universidad de Oxford el año pasado, afirmó que las mujeres trans suponían un riesgo similar al de los hombres biológicos. «Si crees que los transexuales no son violentos, tienes que hablar con algunos criminólogos», afirmó.

Y añadió: «Si tomamos el número de mujeres trans encarceladas en Gran Bretaña, y obtenemos la misma cifra en las estadísticas de Estados Unidos, al menos el 50 por ciento están allí por agresión sexual, y esa es una tasa más alta que la media de los hombres. Esto no quiere decir que haya algo en ser mujer trans que te haga violenta».

Un portavoz del Ministerio de Justicia declaró: «Más del 90% de las mujeres transgénero detenidas están recluidas en el pabellón de hombres. El año pasado cambiamos las normas para que las mujeres transgénero que hayan sido condenadas por delitos sexuales o violentos -o que conserven genitales masculinos- no puedan ser recluidas en una cárcel de mujeres salvo en circunstancias verdaderamente excepcionales».

Artículo original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Salagre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos

Suscríbete a nuestra newsletter


Loading

Buscar en el blog

Buscar
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Preferencias y más información.
Privacidad