ESPAÑA: Un asesino que cumple 30 años de prisión por el brutal asesinato de su vecina es trasladado al módulo de mujeres tras decir que es transgénero

Un asesino convicto que cumple más de 30 años de prisión por el asesinato sin sentido de la vecina de su abuela ha sido trasladado al módulo de mujeres tras afirmar que se identifica como transgénero. Miquel Toni Riera Prats dijo por primera vez sentirse “lesbiana” el año pasado.

El brutal asesinato tuvo lugar en Es Fortí, un barrio de Palma, cuando Riera Prats estaba pasando la Navidad con su abuela en 2015. A los pocos días de llegar, salió a un bar con su novia, donde procedió a consumir alcohol y cocaína desenfrenadamente. En un momento dado, su novia regresó a su casa, pero Riera Prats se fue a otro bar a seguir tomando alcohol y drogas.

Cuando regresó al bloque residencial de su abuela, llamó a la puerta de una vecina. La mujer, Esperanza Ferrutxe, era una empleada de banca de 45 años a la que conocía desde que era niño. Ferrutxe, que le abrió la puerta en pijama, dijo a Riera Prats que apestaba a alcohol y lo animó a volver al apartamento de su abuela. Pero en lugar de seguir su consejo, Riera Prats se puso violento, empujando a la mujer y dándole un puñetazo en la cara.

Cuando vio que su puñetazo le había hecho sangre y aparentemente había provocado que la mujer dejara de respirar momentáneamente, Riera Prats la arrastró dentro de casa. A pesar de sus afirmaciones posteriores de que no tenía “ninguna intención” de matar a Ferrutxe, Riera Prats procedió a estrangularla para luego prenderle fuego al apartamento en un intento de destruir las pruebas del crimen.

Una vecina vio el humo y llamó a la policía, que forzó la entrada. El cadáver carbonizado de Ferrutxe fue encontrado debajo de un somier en su dormitorio.

Miquel Toni Riera Prats

Riera Prats declararía más tarde que había cometido el crimen simplemente porque “se puso nervioso” cuando la mujer le gritó que estaba borracho, lo que provocó que la atacara. Pero más tarde confesaría que también quería robarle dinero y joyas a Ferrutxe, y que se puso cada vez más violento cuando ella se resistió.

El asesino se declaró culpable y la Audiencia de Palma le condenó a 36 años de prisión por los delitos de asesinato, robo con violencia e incendio, pero el Tribunal Supremo rebajó la pena a 30 años y medio en enero de 2018. La Sala Segunda también condenó a Riera Prats a indemnizar con 50.000 euros a cada uno de los dos hermanos de Ferrutxe.

Riera Prats lleva varios años encarcelado en la prisión de Zuera, en Zaragoza, pero comenzó a identificarse como mujer tras la promulgación de la polémica Ley Trans española el verano pasado (artículo en español). La legislación facilitaba considerablemente los requisitos para el cambio legal de nombre y de sexo registral, permitiendo a cualquier persona mayor de 16 años autodeclarar su “género” y recibir así una amplia protección del Gobierno (artículo en español) en función de su identidad.

Los hombres que se autoidentifiquen como mujeres ya no necesitan tomar hormonas, operarse ni siquiera cambiar su apariencia para recibir los beneficios de la ley.

 

Según los informes, Riera Prats comenzó el tratamiento hormonal el verano pasado, y la administración penitenciaria ha aprobado ahora su traslado al módulo femenino.

Esta decisión ha generado polémica entre los funcionarios de prisiones, muchos de los cuales han dicho que consideran “un fraude” el supuesto “cambio de sexo” de Riera Prats. La dirección de la prisión parece haber negado varias veces la petición de Riera Prats de cambio de departamento, pero finalmente accedió el pasado mes de abril, según informa Última Hora.

El asesino ha decidido mantener su nombre, pero ha cambiado su aspecto físico, al dejarse crecer el pelo, y ha comunicado a los funcionarios de prisiones que se siente mujer y es lesbiana.

Riera Prats está casado con una mujer, con la que mantenía una relación antes de ir a prisión. Su mujer, que vive en Palma, viaja con frecuencia a Zaragoza para visitarlo.

Antes de la promulgación de la Ley Trans el año pasado, los grupos españoles de defensa de los derechos de la mujer advirtieron de las consecuencias inminentes de la legislación, entre ellas la posibilidad de que los reclusos varones violentos fueran trasladados a prisiones de mujeres.

En Cataluña, un grupo feminista señaló que miles de hombres han visto reducidas sus condenas al declarar que eran “mujeres” ante el tribunal. A pesar de los problemas que ha causado la ley, ha sido defendida repetidamente por la actual ministra de Igualdad, Ana Redondo.

En X, Feministes de Catalunya escribió: “Miquel Toni Riera asesinó a Esperanza Ferrutxe, de 45 años, el 23 de diciembre de 2015. La estranguló, cubrió su cuerpo con un somier e incendió su casa para borrar sus huellas. Hoy es otra de las 5.200 ‘personas’ que, según @anaredondo, se sienten mejor gracias a la #LeyTrans”.

Artículo publicado primero en Reduxx

 

Recibe nuestros artículos por correo electrónico, haz click AQUÍ para suscribirte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Salagre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos

Suscríbete a nuestra newsletter


Loading

Buscar en el blog

Buscar
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Preferencias y más información.
Privacidad