Qué les pasa a las niñas cuando los niños acceden a sus espacios?

Quisiera compartir algunos de mis pensamientos sobre trabajar con adolescentes extremadamente vulnerables. Últimamente he estado pensando mucho acerca del tiempo que pasé trabajando con ellas y pensé que podría ayudar el escribir qué les pasa a las niñas cuando los niños comparten sus espacios. 

 

Empecé a trabajar en un entorno seguro para chicas adolescentes poco después de dejar la universidad. Yo era una estudiante madura (veintimuchos), así que ya tenía algo de experiencia de la vida. No la suficiente, sin embargo, para prepararme para este tipo de trabajo. 

Este trabajo te acompaña toda la vida.

 

Me encantó trabajar con estas chicas. Una vez que se dieron cuenta de que estaban a salvo, de que no iban a ser dañadas, pudieron ser ellas mismas y la mayoría de ellas florecieron y prosperaron. Fue hermoso verlo, en medio de los tiempos difíciles por los que todavía pasaban de vez en cuando. 

Habían experimentado traumas que muchos de nosotros no podíamos ni imaginar, la mayoría a manos de hombres; padres, hermanos, abuelos, tíos, amigos de la familia, compañeros y extraños. Estas niñas no eran simplemente ‘difíciles’, sino que estaban angustiadas debido a la violencia sexual y física que habían sufrido de los hombres. 

Estar en un entorno de chicas les permitió sentirse lo más seguras que se sintieron en sus vidas.

Durante unos 2 años fue un espacio unisex, pero luego empezamos a admitir niños. 

La dinámica cambió drásticamente, pero de manera sutil. 

Noté el cambio en el comportamiento de las chicas. Se pusieron a la defensiva y se replegaron en sí mismas la mayor parte del tiempo. Esto no se debió a la violencia real de los niños, se debió a que las niñas eran conscientes de que la violencia ahora era una posibilidad mucho más grande que antes.

 

También se volvieron temerosas cuando los niños, que estaban pasando por su propio trauma, mostraban ira, incluso si no iba dirigida a ellas. Podías ver a las chicas tratando de volverse lo más pequeñas posible cuando uno de los chicos ‘estallaba’. 

Hubo una fase en la que, cada vez que las chicas entraban en una habitación, los chicos hacían ruidos sexuales, humillándolas. Lo podías ver claramente en sus caras, pero temían las reacciones de los niños si decían algo, así que, dirigían su ira y su frustración hacia ellas mismas y al personal en su lugar.

La autolesión era algo con lo que teníamos muchos problemas cuando era un entorno solo de niñas, tendían a copiarse entre sí e incluso las niñas que nunca antes se habían autolesionado lo hacían. El contagio social era enorme, todos lo podíamos ver. Eso no es para quitarle importancia a sus problemas, solo digo que vi a las chicas incrementar las autolesiones y volverse demasiado sexualizadas, hacia los niños y hacia el personal. Parece que así era como intentaban recuperar el control. Tal vez era la única manera que tenían de hacerlo. 

La dinámica cambió fundamentalmente cuando se empezaron a admitir niños. 

Cambió la forma en que las niñas podían recuperarse, cambió la forma en que podían responder y cambió lo seguras que se sentían. 

Privilegio es una palabra que escucho a menudo cuando abogo por espacios de un solo sexo. Estas chicas estaban lejos de ser privilegiadas. 

Hilo original

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Salagre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos

Suscríbete a nuestra newsletter


Loading

Buscar en el blog

Buscar
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Preferencias y más información.
Privacidad