El Transhumanismo se cuela en la «Identidad de Género».

 «Si entendemos el mecanismo y las motivaciones de la mente colectiva, es posible controlar y manipular a las masas según nuestros deseos y sin que se den cuenta». – Edward L. Bernays

Hay una aparición que flota alrededor de la institucionalización global de la «identidad de género». ¿Qué es? ¿Qué pasa? Podemos ver que algo está sucediendo, pero no podemos ver bien qué. ¿Por qué estos cambios están siendo catapultados a través de las culturas occidentales, impulsados por big money y los gobiernos? Esta aparición tiene un nombre: Transhumanismo. Es el problema que no se puede nombrar que se ha colado en medio de la «identidad de género», y que no podemos abordar del todo. Todos los demás tentáculos de cambios que transforman la sociedad, hechos en nombre del género, crecen a partir de esta aparición, esta cosa que nos negamos a nombrar y a enfrentar.

El transhumanismo es lo más importante a lo que debemos resistirnos si queremos detener la deconstrucción de nuestra especie. Nosotros, como seres humanos, somos sexualmente dimórficos y la «identidad de género» está deconstruyendo el sexo. «Identidad de género» tiene muchas versiones diferentes, pero la mayoría de nosotros estamos mirando las secuencias y nos perdemos el todo. Necesitamos ver lo que hace la «identidad de género» y no lo que significa. Destruye el sexo como una categoría significativa y literalmente está quitando el sexo a niños y jóvenes. Ésta es su intención. Así es como es utilizado por aquellos que lo fuerzan en la cultura, para normalizar nuestra disociación de nuestra realidad sexuada.

Multimillonarios en la industria farmacéutica y tecnológica están invirtiendo mucho dinero en la aceptación de desexuar el cuerpo humano. Martine Rothblatt, un transexual-transhumanista y Jennifer Pritzker, otro transexual, y su familia han invertido sumas enormes en el complejo industrial médico. Tim Gill, de la ONG LGBT, Gill Foundation, también está impulsando la normalización de la disociación corporal a nivel mundial, a través de la «identidad de género» y está invirtiendo en tecnología e IA (Inteligencia Artificial). Jon Stryker, heredero de la fortuna médica de Stryker, impulsa la identidad de género, o disociación corporal, en todo el mundo con la ONG LGBT, Arcus Foundation, que él fundó. Todos estos hombres están profundamente metidos en las ONG LGBT globales que están impulsando la disociación corporal a través de nuestras culturas bajo una bandera de derechos humanos, desmantelando el dimorfismo sexual y promoviendo una multiplicidad de sexos. Esto no sugiere que todos estos hombres se conozcan y trabajen al unísono, aunque la mayoría lo hace. Significa que son de una clase que tiene poder financiero, ya tienen intereses en tecnología y farmacia y son conscientes de los avances que impulsan las ganancias en estas industrias.

Heather Brunskell Evans, filósofa académica en el Reino Unido, citó recientemente un informe publicado por Gendered Intelligence (GI), un grupo de presión global «transgénero» que aboga por que los niños sean libres de manipular sus características sexuales. GI afirma que la libertad para los niños y jóvenes radica en «desmantelar el poder culturalmente atribuido de lo biológico«. Esta es una declaración fascinante. El mensaje de GI parece claro: que la realidad biológica del sexo es una construcción social y que tiene demasiado poder aparente.

Un informe del Ministerio de Defensa del Reino Unido publicado recientemente detalla los avances de la aumentación humana (Human Augmentation son las tecnologías que mejoran la capacidad y la productividad humana, inciso mío), no solo en lo que respecta al Ministerio de Defensa, sino a nuestras vidas como seres humanos. «La aumentación humana tiene el potencial de impactar todos los aspectos de nuestras vidas e incluso cambiar el significado de lo que significa ser humano. Podría cambiar los conceptos filosóficos, nuestros sistemas de creencias y los marcos éticos y legales en formas que no hemos anticipado», afirma.

¿No estamos presenciando esos cambios ahora, en la nueva industria del género, enmarcada como un movimiento de derechos humanos? Gendered Intelligence, cuando se habla de bloqueadores de la pubertad, medicamentos que se ha encontrado que causan daños irreversibles, dice: «Es importante que los niños y los jóvenes … puedan experimentar, cambiar de opinión, probar nuevos estilos, expresarse». Claramente están abogando por que los niños tengan rienda suelta en la elección de aumentar sus características sexuales, y que usen drogas peligrosas para hacerlo. Las leyes se están ajustando rápidamente en muchos países simultáneamente, con la ayuda de ONG LGBT y organizaciones «transgénero», para hacer ajustes legales que permitan la despatologización de la inmaterialización del cuerpo.

Un estadounidense, Martine Rothblatt, dio una conferencia en Canadá en 2016, sobre la necesidad de que los «transhumanistas tecnológicos» creen un aparato político comparable a WPATH (Asociación Profesional Mundial de Salud Transgénero), que establezca la validez social para los «transhumanistas tecnológicos», de la misma manera que WPATH lo ha hecho para los «transgéneros tecnológicos». Rothblatt creó el primer marco legal para los proyectos de ley de género que se aprueban en todo el mundo. Trabajó en el proyecto del genoma humano para la ONU y para la NASA. Posee una corporación biofarmacéutica, creó una religión de desencarnación/inmaterialización del cuerpo y ha construido un robot de su esposa.

Rothblatt ha estado escribiendo y hablando sobre los cambios en la humanidad que deconstruirán el dimorfismo sexual, durante al menos una generación. Compara el dimorfismo sexual con el apartheid sudafricano y se presenta con frecuencia del brazo comercial de 3.6 billones de dólares del LGBT global, OutLeadership. Ha escrito sobre el futuro tecnológico de la reproducción, donde los humanos, fusionados con la tecnología, no necesitarán copular.

El presidente Biden aprobó recientemente otro proyecto de ley donde la «identidad de género» anulará los derechos sexuales de las mujeres. Nuestro lenguaje ya ha cambiado para borrar nuestra realidad sexuada. ¿Es plausible que Biden no entienda lo que está haciendo? Obama, asistido financieramente en el cargo por los Pritzker, bajo los cuales sirvió Biden como vicepresidente, se convirtió en el primer presidente en usar la palabra «transgénero» en un discurso sobre el estado de la unión. Obama convocó una reunión especial para estudiantes «transgénero» en la Casa Blanca, en 2015, lo que le valió el título de «Presidente Trans».

Que el presidente de los Estados Unidos haga esto por una parte minúscula de la población de niños que tienen disforia corporal relacionada con sus genitales es absurdo, al igual que las leyes que se aprueban en todo el mundo que permiten a los hombres reivindicar  la personificación femenina, al igual que los nuevos talleres corporativos para empleados de bancos globales, que tienen disforia por sus genitales. Es una locura que se celebren fiestas de castración para hombres jóvenes y que Mastercard haya creado una tarjeta de crédito para aquellos que se desvinculan de su realidad sexuada. No solo es importante, sino que es imperativo que nombremos esta locura, en lugar de apoyar la premisa de una tercera categoría de humanos que no son hombres ni mujeres para los cuales se está reorganizando la sociedad.

Lo único que tiene sentido, es que se nos está haciendo grooming para prepararnos para mayores cambios en la humanidad y las leyes están siendo cambiadas para apoyar estos cambios venideros.

Esta evolución forzada de nuestra especie, está sobre nosotros. Debemos entender que el género es una fachada, para normalizar el desexuamiento de nuestra especie hacia una fusión más compleja con la tecnología de lo que hemos visto hasta ahora. Debemos ser lo suficientemente valientes como para enfrentarnos al transhumanismo dentro de la «identidad de género» o aceptar ser cambiados para siempre.

Artículo original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Salagre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos

Suscríbete a nuestra newsletter


Loading

Buscar en el blog

Buscar
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Preferencias y más información.
Privacidad