Los conservadores no se toman en serio la protección del sexo biológico

Kemi Badenoch (Crédito: Getty images)

Kemi Badenoch (miembro del Parlamento por Saffron Walden, candidata conservadora por North West Essex, Secretaria de Estado de Empresa y Comercio, Presidenta de la Junta de Comercio, Ministra de la Mujer y la Igualdad y posible futura candidata a líder de los Tories) ha anunciado que el sexo es biológico, sí, y la lluvia moja, y las elecciones están a la vuelta de la esquina. ¿Y qué? ¿De verdad se espera que estemos encantados con esta afirmación de un hecho evidente? Una mujer es una hembra humana adulta. No es un trozo de papel, no es una idea en la cabeza de un hombre y no tiene pene.

Todo el mundo con medio cerebro, hombre o mujer, puede ver la maniobra de los conservadores exactamente como lo que es: grandilocuencia oportunista. Muchos de ellos sabrán también que toda la palabrería de Kemi sobre el sexo biológico y el sentido común carece de valor si no se deroga por completo la Ley de Reconocimiento de Género (GRA) de 2004 y se elimina la reasignación de género como característica protegida.

El sexo biológico no es una creencia.

La clase dirigente ha decidido que hay diferentes categorías de sexo, y no me refiero al tipo divertido de sexo, sino al sexo legal frente al biológico. Pretenden que el «sexo legal» es una categoría real y, aunque los conservadores se empeñan en señalar que la ley actual es una locura, no se toman realmente en serio cambiarla. Eso requeriría un esfuerzo real y una determinación sostenida, no sólo algún que otro dog whistle (mensaje codificado que sólo entiende una parte de la población).

Que un hombre cambie su «sexo legal» no significa nada en la realidad biológica. Sólo significa que tiene un bonito certificado – una identificación emitida por el gobierno – que dice que es legalmente una mujer. Sin embargo, puede darle a un depredador acceso a mujeres vulnerables en los mismos lugares diseñados para mantenerlas a salvo de los hombres.

En esencia, los conservadores insisten ahora en que se preocupan por los derechos de la mujer y que el hecho de haber nacido hembra es algo biológico. Pero a menos que deroguen la Ley de Reconocimiento de Género, también están afirmando que no es necesariamente algo biológico.

Las características protegidas de la Ley de Igualdad impiden discriminar a las personas. El anexo 3 de la Ley de Igualdad permite a proveedores crear y mantener servicios segregados por sexo. Pero de momento no está claro si sexo en la Ley de Igualdad significa sólo sexo biológico o sexo biológico a menos que esté modificado por un certificado de reconocimiento de género, y esta confusión dificulta la vida cotidiana. ¿Puede el grupo de lectura sólo para mujeres de la biblioteca local excluir a hombres cuyo «sexo legal» es supuestamente femenino? Tal y como están las cosas, Dave/Davina podría demandarte por discriminación, y lo haría lleno de justa indignación. La gente como Dave/Davina, que no puede salir de casa sin ponerse un conjunto de dos piezas rosa palo y medias de rejilla, no puede imaginar que las mujeres tengan siquiera objetivos legítimos más allá de hornear, ponerse medias y unirse a onlyfans.

¿Qué sentido tiene la característica protegida de reasignación de género en la Ley de Igualdad o en la Ley de Reconocimiento de Género? Me he estado devanando los sesos todo el fin de semana y no se me ha ocurrido ni una sola cosa que la Ley de Reconocimiento de Género pueda hacer por nadie que no tenga un impacto negativo sobre las mujeres reales. La idea del «sexo legal» como distinción del sexo biológico no es más que una mentira construida sobre los cimientos de la Ley de Reconocimiento de Género que se reafirma con la característica protegida de la reasignación de género.

Deberías tener mucho cuidado antes de decidir que cualquier compromiso es posible. El sexo biológico no es una creencia. Ahora sabemos que no podemos dar a los hombres que se creen mujeres acceso a las cosas por las que las mujeres han luchado y que tanto valoran sin destruirlas. Las mujeres deben ser atrevidas y firmes. Es más que censurable que cualquier político intente presionar para que las mujeres se acomoden a los hombres con fetiches. Un fetiche no es un sistema de creencias digno de respeto.

Artículo original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Salagre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos

Suscríbete a nuestra newsletter


Loading

Buscar en el blog

Buscar
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Preferencias y más información.
Privacidad