Gays poderosos y la destrucción del papel de las mujeres en la ética sexual y la reproducción humana.

 

Peter Tatchell, un reconocido activista gay LGBTQI + con sede en el Reino Unido, dio una charla TEDx en 2015, en la que sugirió que la amplia aceptación social de la cultura gay dentro de las sociedades occidentales está allanando el camino para una mayor diversidad en la expresión sexual y que esto significaría sociedades más ilustradas. Basándose en el trabajo del investigador sexual de la década de 1950 Alfred Kinsey, Tatchell declaró que las categorías gay y heterosexual no son herméticas, que la bisexualidad está creciendo en popularidad y que la expresión sexual se está volviendo más fluida, existiendo en un espectro con gay en un extremo y heterosexual en el otro. Los que están en el medio son cada vez más numerosos y expresan una amalgama de diferentes deseos y atracciones sexuales (y, seamos claros, fetiches que se basan en la desconexión, la cosificación de los demás y la obsesión).

En su charla, Tatchell describió un camino en el que las actitudes culturales estrictas que dictan lo que él llama «supremacía heterosexual» se reducirán, y en su lugar habrá un cruce entre la heterosexualidad y la homosexualidad. Insinúa que la mayoría de los heterosexuales reprimen su atracción por el mismo sexo. Cuando los estándares culturales, que él ve como establecidos por los «moralistas», se relajan, esto creará una sociedad menos homofóbica que acabará con la necesidad de que la gente afirme su identidad LGBT. La heteronormatividad que Tatchell tanto desprecia es la expresión sexual por defecto porque es el camino evolutivo de la reproducción de nuestra especie.

Otros gays ricos están utilizando poderosas organizaciones que evolucionaron una vez que la epidemia de SIDA fue sofocada en los Estados Unidos, para deconstruir el dimorfismo sexual bajo una bandera de derechos humanos, dentro de las mismas organizaciones que han formado para proteger los derechos de aquellos que se sienten atraídos por su mismo sexo.

 Jon Stryker, fundador de la Fundación Arcus, y su esposo, Slobodan RandjelovićTim Gill de la Fundación Gill; Fabrice Houdart, director de Out Leadership; Todd Sears, fundador de Out Leadership; y Mark S. Bonham, del Centro Bonham de Estudios de Sexualidad en Toronto, Canadá, son todos gays y sumamente ricos que institucionalizan la ideología de identidad de género a nivel mundial con la incorporación de Transgénero, Queer e Intersex (T +) al acrónimo LGB dentro de sus organizaciones no gubernamentales (ONG) LGBT. El T + es un caballo de Troya que se utiliza para desmantelar el dimorfismo sexual, que Tatchell llama «supremacía hetero».

 Aunque esto puede parecer contradictorio teniendo en cuenta su orientación sexual, en el fondo es el mismo intento de controlar la biología de las mujeres, de beneficiarse de la biología de las mujeres y de hacer añicos la capacidad de las mujeres para prevenir el acceso sexual a los niños, en el que otros hombres misóginos han tomado parte desde siempre. La riqueza que estos hombres han acumulado los protege y les otorga el derecho a hacer lo que les dé la gana. Al ser gay, las mujeres no son demasiado importantes para sus vidas, lo que las hace más peligrosas que sus compañeros heterosexuales misóginos. No es necesario pretender que las mujeres les importan.

En la charla TEDX de Peter Tatchell, y en declaraciones públicas anteriores, parece apoyar el sexo entre hombres adultos y niños. Esa es una polémica de la que no ha podido deshacerse en toda su carrera. Menciona en su charla que este es un comportamiento perfectamente natural en algunas tribus aborígenes, al tiempo que comenta las futuras libertades disponibles para todos nosotros cuando se llegue a abolir la «supremacía hetero» (más tarde señala claramente en su página web que no apoya la pedofilia).

 Hay ecos de la charla TEDx de Tatchell en un popular libro de 2002 The End of Gay: And the Death of Heterosexuality, del periodista canadiense Bret Archer, quien propuso que a medida que la cultura gay se vuelve más aceptable dentro de la sociedad, se volverá menos relevante (al igual que la heterosexualidad) y que gay es solo un momento en la historia que conduce a una sexualidad más fluida para todos los humanos.

 Un hombre gay, haciendo una crítica del libro, resumió la cultura gay como «cascada e hinchada». «Aprendí que mi propia experiencia como hombre gay que está rodeado de heterosexuales y gays por igual, tanto en el lugar de trabajo como en los círculos sociales, que me respetan, me aceptan o me quieren de verdad, no es única. Estamos en una época en la que la mayoría de los homosexuales inteligentes ya no se dejan definir por sus hábitos sexuales. La cultura gay se ha vuelto cascada e hinchada como una banda de rock clásico que intenta aferrarse a sus pasadas glorias. Descubre por qué se estancan algunos en un movimiento social regresivo que no ha evolucionado con los tiempos y aprende por qué los hombres y mujeres homosexuales progresistas disfrutan más de sus vidas siendo miembros valorados en una sociedad que acoge a todos.»

Otro crítico pensó que el libro era una buena manera de resaltar la diferencia entre gay y queerQueer es un término posmoderno que examina y deconstruye el significado de la orientación sexual y los estereotipos de roles sexuales a medida que se superponen al sexo reproductivo de los humanos.

En su sitio web, Tatchell utiliza el mismo lenguaje que Martine Rothblatt, el tranhumanista transexual que escribió el primer proyecto de ley de género que da estructura legal a la incorporeidad a través de la «identidad de género», y que compara el dimorfismo sexual con el sistema de apartheid sudafricano (énfasis mío). Rothblatt es autor del libro de 1997 Unzipped Genes: Taking Charge of Baby-Making in the New Millennium, que indica el futuro de la tecnología reproductiva, la detección genética y el mapeo de ADN. El impulso de Unzipped Genes fue el trabajo de Rothblatt en el Human Genome Project, una tentativa multimillonaria de descubrir los secretos del código genético humano.

 ¿A dónde nos lleva toda esta deconstrucción y este queering del sexo? Ninguno de estos hombres nos dice por qué estar desvinculados de la intimidad sexual, del uno del otro, de nuestras raíces en el sexo, de nuestra conexión con el resto de la naturaleza y de nuestra herencia genética, crean una vida que merezca la pena ser vivida. No dicen por qué tener expresiones sexuales ilimitadas con múltiples personas es positivo, ya sea para los individuos o la sociedad. Si nos dejamos guiar por la iteración actual que es LGBT S.A., la utopía de Tatchell y sus hermanos parece ser un mundo donde toda expresión sexual, incluida la explotadora y fetichista, tiene rienda suelta.

 

Las mujeres no encajan en la visión de estos hombres y es precisamente por eso que estamos siendo borradas en el lenguaje y la ley. Los niños se han convertido en carne para una sociedad experimental, liberados de los cuerpos de las mujeres, de su protección, para su exploración y acceso sexual sin restricciones.

 

Al igual que Rothblatt, estos hombres también están buscando una usurpación tecnológica del papel de las mujeres en la reproducción, para transferirla al sector tecnológico.

 

Una nueva plataforma en el Reino Unido llamada The Modern Family Show 2021 nos ofrece una vista panorámica de este mundo imaginado y una explicación de por qué T +, una ideología de incorporeidad, se agregó a LGB. También muestra por qué tantos hombres ricos que invirtieron en Big BankingBig Pharma y Big Tech están financiando la industria global de género. T+ rompe el límite entre los sexos masculino y femenino y abre nuestra humanidad, basada en el sexo, a la mercantilización capitalista.

 

El Modern Family Show 2021 fue un evento boutique de un día que tuvo lugar en septiembre de 2021, diseñado para la comunidad LGBT + para informar a los asistentes sobre las opciones de construcción familiar del Reino Unido e internacionales: subrogación, FIV, IIU (inseminación intrauterina), adopción, acogida, co-paternidad, preservación de la fertilidad, crianza en solitario y donación de óvulos/esperma, para explorar las formas en que podrían crear sus familias sin usar el estándar evolutivo de intimidad sexual entre un hombre y una mujer. La plataforma fue creada por dos hombres (al menos se llaman a sí mismos hombres, pero ¿qué sabemos lo que eso significa hoy? ¿Son los hombres seres humanos reales, mientras que las mujeres son objetos para usar?). Estos hombres eligieron a una mujer para ser un útero gestante y a otra para que sus óvulos formaran descendencia que pudiera llamarse suya. Los dos hombres que fundaron el foro tienen otra plataforma, una empresa de comunicación que anuncia una mezcla tecnológica para la reproducción LGBTQ, TwoDads UK.

 

Aunque el material promocional de los eventos mencionó la adopción y la acogida como parte de las ofertas de planificación familiar, la mayoría de los expositoressocios de mediospatrocinadores y socios de organizaciones benéficas del evento formaban parte del sector corporativo de reproducción tecnológica. Mermaids, una organización benéfica patrocinadora del evento, ha tenido un papel protagonista en la creación de un nuevo mercado para estas industrias al promover el concepto de «niños transgénero» que luego son esterilizados por bloqueadores de la pubertad y hormonas sexuales cruzadas. La periodista británica Jo Bartosch escribió una denuncia feroz el año pasado sobre los fundamentos políticos de Mermaids, revelando mentiras sobre estadísticas, violaciones de datos y otros fraudes burocráticos. Esto plantea la pregunta de por qué los dos padres que fundaron Two Dads UK permitieron la asociación de Mermaids con The Modern Family Show.

 

International Surrogacy and Egg Donation Agency, CRGH Surrogacy, Herts and Essex Fertility Centre, Laytons LLP (un bufete de abogados especializado en subrogación), Surrogacy Canada (el programa de donación de óvulos y subrogación más grande de Canadá) y Fenomatch (que utiliza la tecnología de emparejamiento facial para encontrar el donante adecuado para las personas), fueron todos patrocinadores del evento. Fenomatch utiliza un algoritmo de IA (Inteligencia Artificial) para detectar el parecido facial, centrándose exclusivamente en los rasgos faciales fenotípicos, lo que significa que los niños tenidos con la ayuda de donantes tienen más probabilidades de parecerse a sus padres.

 

Algunos de los expositores en el evento incluyeron California Cryobank, Utah Fertility Center, Extraordinary Conceptions, European Sperm Bank, Fenotech, Pacific Fertility of Los Angeles, Extraordinary Conceptions, Surrogacy in Canada, My Surrogacy Journey y Adoption UK.

 

El escenario principal de The Modern Family Show contó con eventos como My Surrogacy Journey, A Pregnant Man vs The World, Fenomatch AI Facial Mapping, Igenomix Genetic Screening y Remaking the Human Body.

 

Para los  ricos homosexuales y transexuales a la cabeza de las finanzas y el complejo tecnomédico, la deconstrucción del dimorfismo sexual es un calco de la guía de Martine Rothblatt sobre ingeniería genética. Es esta ideología, que ve el dimorfismo sexual como equivalente a un holocausto (Unzipped Genes p. 11), la que está impulsando los avances tecnológicos en la reproducción con fines de lucro y la ingeniería social, y que está borrando a las mujeres en el lenguaje y la ley. En el capítulo cinco de Unzipped Genes, titulado «Creacionismo transgénico: mi monstruo perfecto», Rothblatt discute los transgénicos y el potencial de crear bebés de diseño, fusionando partes de genes de diferentes personas o especies. ¿Ya he dicho que Rothblatt tiene una granja de xenotrasplanteEl xenotrasplante es cualquier procedimiento que implica el trasplante, el implante o la transfusión en un receptor humano de células, tejidos u órganos vivos de una fuente animal no humana. «Con la tecnología de xenotrasplante», dice Rothblatt, «los niños literalmente tienen más de dos progenitores inmediatos, fuentes inmediatas de material genético, y uno o más de estos progenitores podrían ni siquiera ser humanos» (Unzipped Genes p. 72). Llamar a esto una familia moderna es bastante exagerado, considerando que la descendencia salida de estos experimentos no estará basada en un conjunto de genes parentales, sino en una compilación de fábrica de genes y cuerpos involucrados en su gestación.

 

El barniz queer diverso e inclusivo que estos hombres de élite están poniendo en un proyecto eugenésico que borra a las mujeres como fuente de vida es la misma vieja historia de odio hacia las mujeres con la que hemos estado lidiando desde siempre. Pero ahora está amplificada por un frenesí tecnológico ligado a un capitalismo sin restricciones y a la fuerza en lo que se ha convertido el partido LGBT+.

Artículo original

 

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Salagre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos

Suscríbete a nuestra newsletter


Loading

Buscar en el blog

Buscar
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Preferencias y más información.
Privacidad