Maya Forstater, comunicado de prensa. Una victoria para la libertad de expresión y los derechos basados en el sexo.

 

6 de julio de 2022: Maya Forstater, quien presentó una demanda por discriminación de creencias contra su antiguo empleador, el Centro para el Desarrollo Global (CGD), ha sido reivindicada en los tribunales por haber sido discriminada ilegítima por su antiguo empleador sobre la base de su creencia protegida.

Esto sigue a una sentencia en un Tribunal de Empleo en junio de 2021, cuando la Sra. Forstater estableció con éxito un precedente legal vinculante de que las creencias críticas de género estaban en principio protegidas por la Ley de Igualdad. A raí de esta apelación, su caso continuó en el Tribunal de Empleo para determinar si sufrió discriminación ilegítima por parte de su antiguo empleador sobre la base de su creencia protegida.

El Tribunal dictaminó por unanimidad que, como actos de discriminación ilegal sobre la base de las creencias de la Sra. Forstater, CGD:
1. No le ofreció un contrato de trabajo;
2. No renovó su beca de visitante; y
3. La eliminó de su sitio web.

Entre las conclusiones de la sentencia, se determina que los tuits y comentarios de la Sra. Forstater, que fueron la base del trato que sufrió por parte del CGD, fueron declaraciones de sus creencias críticas de género protegidas. Por lo tanto, las consecuencias negativas que se derivan de ellas son ilegítimamente discriminatorias.

Las declaraciones que Maya Forstater hizo a este respecto incluían:
– «El sentimiento interno de un hombre de que es una mujer no tiene base en la realidad material».
– Describir a Pips Bunce, un hombre que se identifica como mujer durante parte de la semana, como un «travesti a tiempo parcial».
– Hacer una analogía entre los que se identifican como mujeres trans y Rachel Dolezal.
– Que «los lugares donde las mujeres y las niñas son agredidas y acosadas son ‘la vida cotidiana'»; en el contexto de una discusión sobre si el reconocimiento de las mujeres trans como mujeres potencialmente representaba un riesgo para las mujeres y las niñas. Esto no era, como había argumentado el abogado de CGD, «catastrofismo», sino que era «una observación inobjetable en el curso del debate … [que] no era hacer una observación objetivamente irrazonable».
– Que describir la autoidentificación como mujer como «un sentimiento en su cabeza» no era equiparar la autoidentificación con una enfermedad mental y «no hacía más que afirmar la creencia crítica de género de la Sra. Forstater».

El Tribunal también reconoció que la Sra. Forstater tenía derecho a criticar a quienes tenían una opinión opuesta a ella, y lo había hecho legítimamente. El Tribunal concluyó, en particular, que el mero hecho de que uno se ofenda ante una declaración determinada no era suficiente para despojarla de protección jurídica. Esto incluyó describir los puntos de vista opuestos como «estúpidos, peligrosos o injustos» y la declaración de que permitir que las personas con cuerpo masculino accedan a espacios solo para mujeres dio lugar a «un aumento en los riesgos, las amenazas y la incomodidad» para las mujeres.

Forstater, una investigadora de políticas públicas, que cofundó la organización de derechos humanos Sex Matters hace un año, acogió con satisfacción el veredicto.

«Mi caso es importante para todos los que creen en la importancia de la verdad y en la libertad de expresión.

«Todos somos libres de creer lo que queramos. Lo que no somos libres de hacer es obligar a otros a creer lo mismo, silenciar a aquellos que no están de acuerdo con nosotros u obligar a otros a negar la realidad.

«Los seres humanos no pueden cambiar de sexo. No es odio decir eso; de hecho, es importante para tratar a todos de manera justa y segura. No debería ser un acto de valentía el decir esto, y nadie debería perder su trabajo por hacerlo.

«Me complace que el Tribunal me haya permitido dejar constancia de lo que me sucedió en el Centro para el Desarrollo Global. El tribunal ha determinado que fui víctima de discriminación porque declaré que el sexo biológico es real e importante, una opinión compartida por la gran mayoría de las personas en este país. Espero que los empleadores tomen nota de la sentencia.

«Me gustaría agradecer a mi familia, que ha pasado por esto conmigo en los últimos tres años, y a mi equipo legal: los abogados Ben Cooper QC y Anya Palmer, y mi abogado Peter Daly. Sobre todo quiero agradecer a las miles de mujeres y hombres que me enviaron su apoyo, y en particular a JK Rowling por estar a mi lado en los días más oscuros.

«Escuchar que mi caso ha ayudado a otras personas a hablar en contra de las prácticas injustas y discriminatorias en el trabajo hace que las dificultades de los últimos tres años sean más fáciles de soportar. Todos aquellos que están librando batallas similares , y hay muchas personas en esta situación ahora mismo – tienen mi solidaridad y apoyo.

«También quiero agradecer a todas las brillantes organizaciones que luchan por proteger los derechos basados en el sexo. Harán del mundo un lugar más seguro y justo para las mujeres y las niñas. Están entrando en el espacio democrático que organizaciones bien financiadas como CGD han abandonado por cobardía.

«El trato injusto de CGD hacia mí, y los prejuicios contra las personas que creen que el sexo es real, cambiaron mi vida. Si esta organización no me hubiera echado del trabajo, nunca hubiera cofundado Sex Matters. Nunca hubiera tenido la oportunidad de ser parte del increíble movimiento en el Reino Unido para reafirmar la importancia de los derechos basados en el sexo.

Estamos hartas de ser marginadas en el lenguaje, la ley, la política y los espacios públicos. Este juicio es una prueba más de que la situación está cambiando».

Original aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Salagre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos

Suscríbete a nuestra newsletter


Loading

Buscar en el blog

Buscar
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Preferencias y más información.
Privacidad