Se prohibirá a la policía registrar incidentes de odio no delictivos porque alguien se sienta ofendido.

 

Suella Braverman ha aprobado nuevas directrices que obligan a la policía a dar prioridad a la libertad de expresión CRÉDITO DE LA FOTO: Leon Neal/PA

La libertad de expresión debe prevalecer sobre la preocupación por herir los sentimientos de la gente, según anunciará el lunes la Ministra del Interior.

La policía no podrá registrar incidentes de odio no delictivos sólo porque alguien se sienta ofendido, según los planes anunciados el lunes por Suella Braverman.

La Ministra del Interior ha aprobado nuevas directrices que obligan a los agentes a dar prioridad a la libertad de expresión frente al lenguaje ofensivo, polémico o despectivo que ofenda a la gente.

Los agentes se limitarán a registrar únicamente los incidentes motivados por hostilidad intencionada y que planteen un riesgo real de agravarse hasta convertirse en un daño significativo.

Su objetivo es reducir el número de incidentes de odio no delictivos, de los que se han registrado 120.000 en los últimos cinco años. Incluyen casos «triviales» como el de un hombre de Bedfordshire que acabó con un expediente policial por silbar la sintonía de Bob The Builder (Bob el Constructor en Latinoamérica y Bob y sus Amigos en España) a su vecino, que percibió odio racial.

Las nuevas directrices elaboradas por el College of Policing (organismo profesional para los que trabajan para la Policía en Inglaterra y Gales) llegan tras el caso de Harry Miller, un policía jubilado que ganó una batalla por la libertad de expresión tras recibir una visita de su policía local por tuitear sobre los derechos de las personas transgénero. El Tribunal de Apelación dictaminó que la actuación policial había vulnerado sus derechos humanos.

La Sra. Braverman declaró: «Me preocupan profundamente los informes sobre la intervención indebida de la policía en debates legítimos en este país. Hemos dejado claro que, al registrar los llamados incidentes de odio no delictivos, los agentes deben tener siempre presente la libertad de expresión».

«El nuevo código garantizará que la policía dé prioridad a su labor allí donde realmente se necesita y se centre en combatir delitos graves como los robos, los delitos violentos, las violaciones y otros delitos sexuales».

En la guía, de 40 páginas, se pide a la policía que utilice su «sentido común» y su «criterio» para registrar los incidentes de odio no delictivos únicamente cuando sea «proporcionado» y «necesario» hacerlo y de forma que no se restrinja la libertad de expresión.

Se aconseja a los agentes que busquen una razón de sentido común para no registrar un incidente si la denuncia es trivial, irracional o malintencionada.

Las directrices citaban el caso de alguien que tuiteó su creencia de que el sexo biológico de una persona es más importante que el género autoidentificado, y debe ser prioritario cuando se toman decisiones sobre el acceso a espacios segregados por sexo.

En la tramitación de una denuncia policial al respecto, se dice a los agentes que no se registre como incidente de odio no delictivo porque las «opiniones son un ejemplo de una persona que ejerce su libertad de expresión para exponer una creencia personal».

«Una persona razonable debería aceptar la conversación como una contribución a un debate legal, incluso si la encuentra ofensiva o no está de acuerdo con ella», dice la guía.

«Efecto inhibidor sobre la libertad de expresión»

Se insta a la policía a que haga «todo lo posible por evitar un efecto inhibidor de la libertad de expresión (incluidos, entre otros, el debate legítimo, el humor, la sátira y las opiniones personales)».

La guía citaba como ejemplo una denuncia por abuso racial contra un influencer que hacía chistes cortos sobre estereotipos basados en la identidad. Como no había pruebas de que intentaba incitar al odio o atacar a una persona, se avisa a los agentes que sería desproporcionado vulnerar su libertad de expresión.

Para reducir la burocracia, se aconseja a la policía que registren los incidentes sin los nombres de las personas y que eviten una larga investigación para identificarlas, si hay pruebas de que un comentario está motivado por la hostilidad, pero no hay riesgo de que se convierta en un daño significativo.

En las directrices se cita el ejemplo de un heterosexual que es agredido verbalmente al salir de un local con amigos LGBT. El simple registro del incidente sin datos personales evitaría que la policía perdiera tiempo investigando, pero indicaría la necesidad de aumentar la presencia policial en el futuro para evitar que se repitiera.

Stephen Watson, jefe de policía del Gran Manchester, dijo: «No es automáticamente ilegal decir o hacer cosas que pueden resultar desagradables, hirientes, desagradables u ofensivas.

«Esta guía está repleta de disposiciones sensatas para salvaguardar a las víctimas de delitos motivados por el odio y distingue mejor entre lo que debería involucrar a la policía y lo que, en un país libre, no la debería involucrar en absoluto».

Chris Philp, ministro de Asuntos Policiales, declaró que el Gobierno se había comprometido a luchar contra la lacra de los delitos motivados por el odio, pero que «la policía debe seguir centrándose en atrapar a los delincuentes peligrosos y llevarlos ante la justicia».

Artículo archivado

5 respuestas

  1. La mayor mordaza jamás vista viene de la secta que nos acecha, no podemos decir nada, todo esta prohibido, censurado…y si dices algo recurren al insulto directamente sin aceptar critica constructiva de ningún tipo ni opción a debate.
    «El derecho a expresar y difundir, buscar, recibir y compartir información e ideas sin miedo ni injerencias ilegítimas es esencial para nuestra educación, para desarrollarnos como personas, ayudar a nuestras comunidades, acceder a la justicia y disfrutar de todos y cada uno de los derechos fundamentales».
    Esto para personas criticas como nosotras es atarnos las manos, los pies y ponernos un calcetín en la boca, al menos asi es como me siento.
    Hasta el coñ***

  2. Es la primera vez que me llevo una alegría en tu blog! Siempre didáctico e interesante, pero todo desgracias. Aunque tarde en llegar a España, como comentas, al menos en un sitio han puesto freno a tanta parida, que será un pequeño respiro. Baby steps para que volvamos tener nuestros derechos de vuelta. Es mejor que nada!

    1. No te esperabas esto, jaja. Venga, ahora a cruzar los dedos para que se extienda, que aquí va llegando todo lo anglosajón tarde o temprano. Ánimo, que podemos!!

  3. Para cuando aquí? Nos quitaríamos de un plumazo las sandeces y barbaridades de v🤮x, de queers y de cualquier secta/religión que pretenda imponer su sinrazón

    1. Aquí tardará, solemos ir con unos años de retraso. Otros países están ya dando marcha atrás con respecto a la ideología de género y en España acabamos de aprobar la ley trans. Queda tanto por hacer y por sufrir…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Salagre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos

Suscríbete a nuestra newsletter


Loading

Buscar en el blog

Buscar
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Preferencias y más información.
Privacidad