Prohíben a un profesor ejercer de por vida por «malgenerizar» a una alumna.

Joshua Sutcliffe fue sometido a una audiencia disciplinaria en la escuela Cherwell después de que los padres de la alumna que se dice trans se quejaran de que estaba utilizando un lenguaje inapropiado con su hija CRÉDITO: Darren Jack

Joshua Sutcliffe, un profesor cristiano que también se manifestó en contra del matrimonio homosexual, se declara «destrozado» por la sentencia que le declara culpable de mala conducta.

Un profesor cristiano ha sido expulsado de la profesión por «malgenerizar» a una alumna, en un caso que se cree que es el primero de este tipo en el Reino Unido.

Joshua Sutcliffe, de 33 años, fue declarado culpable por el Organismo de Regulación de la Enseñanza (TRA) de no haber tratado a una alumna con «dignidad y respeto». También se determinó que no había protegido el bienestar de la alumna al no utilizar los pronombres preferidos de una niña que se identificaba como varón.

El Sr. Sutcliffe, antiguo profesor de matemáticas de la Cherwell School, una escuela secundaria pública de Oxford, admitió que no utilizó los pronombres preferidos de la alumna cuando elogió a un grupo de alumnas durante una clase de matemáticas diciendo «bien hecho, chicas». Afirmó que no había sido intencionado y se disculpó inmediatamente.

El TRA declaró que era «más que probable» que se refiriera públicamente a la alumna que se dice trans usando pronombres femeninos en otras ocasiones mientras trabajaba en la escuela entre 2015 y 2018, cosa que el Sr. Sutcliffe negó.

Además de las acusaciones de malgenerizar a una alumna, el Sr. Sutcliffe fue declarado culpable de mala conducta por expresar sus puntos de vista contra el matrimonio gay cuando un alumno le preguntó sobre el tema, y por no «considerar el impacto potencial» en sus alumnos, particularmente aquellos que pueden pertenecer a la comunidad LGBT +, de una declaración de que ser gay estaba mal.

También se estimó una denuncia contra el profesor por mostrar a alumnos de otro centro un vídeo que contenía «comentarios inapropiados», entre ellos que un problema creciente en la sociedad actual era que los hombres no eran suficientemente masculinos.

Sus estándares no son suficientemente altos

«El tribunal quedó convencido de que la conducta del Sr. Sutcliffe estaba muy por debajo del nivel de comportamiento que se espera de un profesor«, afirmaba la resolución del TRA, y que por lo tanto era culpable de conducta profesional inaceptable.

La decisión de imponer o no una prohibición en nombre de Gillian Keegan, Secretaria de Educación, recayó en Alan Meyrick, responsable del TRA.

Dijo: «En mi opinión, es necesario imponer una orden de prohibición para mantener la confianza del público en la profesión».

La sentencia se produce mientras los centros escolares esperan las primeras directrices detalladas del gobierno sobre cómo responder a los alumnos que se dicen trans, cuya publicación está prevista para este trimestre.

Los directores de escuelas e institutos han advertido que, sin directrices oficiales, los centros trabajan «en un vacío».

Se espera que las directrices indiquen que los profesores pueden negarse a utilizar los diferentes pronombres que pidan los alumnos.

Una fuente de Whitehall afirmó que las directrices reflejarán las conclusiones provisionales del Informe Cass, un informe encargado por el NHS (Servicio de Salud británico) a la Dra. Hilary Cass (artículo en español sobre el tema), pediatra.

La doctora advirtió que permitir a los niños la «transición social» a su género preferido «no es un acto neutro» y podría tener un impacto «significativo» en su «funcionamiento psicológico».

Suspendido de su cargo tras aparecer en un programa de televisión

El Sr. Sutcliffe fue objeto de una audiencia disciplinaria en The Cherwell School en 2017 después de que uno de los progenitores de la alumna que se dice trans se quejara de que estaba malgenerizando a su hija.

El profesor salió en un programa de televisión para hablar sobre el tema y posteriormente fue suspendido y luego despedido.

Se informó al TRA que la alumna temía ser identificada y que sintió pensamientos suicidas después de la aparición televisiva del Sr. Sutcliffe. El TRA determinó que el Sr. Sutcliffe no protegió el bienestar de la alumna cuando se refirió a ella utilizando pronombres femeninos en el programa.

Aunque el Sr. Sutcliffe mostró cierto nivel de comprensión y remordimiento en relación con el efecto de sus acciones en los alumnos, éste fue limitado y «estuvo significativamente por debajo del nivel esperado por el panel», dijo el TRA.

La declaración del Sr. Meyrick añadía: «Una decisión publicada, a la luz de las circunstancias de este caso, que no está respaldada por el pleno remordimiento o comprensión, no satisface, en mi opinión, el requisito de interés público relativo a la confianza pública en la profesión».

El profesor ha sido inhabilitado indefinidamente para ejercer la docencia y no puede dar clase en ningún colegio, instituto ni centro de acogida de niños en Inglaterra. Podrá solicitar la retirada de la prohibición en 2025.

«Psicológicamente perjudicial» para los niños

Sutcliffe se declaró el lunes «destrozado» por la sentencia. Tiene previsto apelar y cuenta con el apoyo del Centro Jurídico Cristiano.

Dijo: «Creo que afirmar la confusión de género de los niños en las aulas es psicológicamente perjudicial para ellos. Me niego a ir en contra de mi conciencia y causar daño a un niño y me niego a disculparme por ello».

Un portavoz del Departamento de Educación dijo: «No hacemos comentarios sobre casos o individuos concretos.

«En términos más generales, la Ministra de Educación está trabajando estrechamente con la Ministra de la Mujer y la Igualdad para apoyar a las escuelas en relación con los niños que se cuestionan su género, tras las llamadas de las escuelas, los maestros y los padres.

«Esta guía aclarará la posición legal de las escuelas y la importancia de implicar a los padres a la hora de tomar cualquier decisión relacionada con sus hijos».

Artículo original

Versión archivada

 

6 comentarios

  1. Aquí ya lo hemos visto con Tasia Aranguez, expulsada de la U. de Granada. Con Juana Gallego en la de Barcelona ya lo intentan, de momento no pueden porque es funcionaria de carrera. En principio van a por las feministas destacadas. En la enseñanza secundaria a todas las que se atrevan a no seguir los demenciales protocolos. No les podemos exigir que sean mártires de la causa, no pueden jugarse sus salarios, que ya son ‘el salario del miedo’. Podemos seguir sin desfallecer las que no perdemos nada, de momento, en defender la Agenda Feminista. FUERZA, COMPAÑERAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Salagre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos

Suscríbete a nuestra newsletter


Loading

Buscar en el blog

Buscar
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Preferencias y más información.
Privacidad