Menores británicos de tan sólo siete años recibirán tratamiento trans por la Seguridad Social

Se establece por primera vez una edad mínima para acudir a las clínicas de identidad de género.

Las clínicas también tendrán en cuenta el impacto de otros problemas médicos y de salud mental.

Niños de tan sólo siete años recibirán tratamiento transgénero por el NHS (Servicio Nacional de Salud británico), según los planes vistos por The Telegraph.

En los detalles del nuevo servicio que sustituirá a la polémica clínica Tavistock, NHS England ha establecido cómo va a limitar el uso de bloqueadores de la pubertad y cómo va a prohibir que activistas y profesores deriven a los niños a tratamiento.

Por primera vez, ha establecido una edad mínima de siete años para la derivación a las clínicas de identidad de género.

Se les ofrecerá apoyo psicológico y terapia a las criaturas, que se centrará en los problemas que puedan haber provocado sus sentimientos sobre su género.

Sin embargo, los expertos han advertido que la restricción de edad podría poner a los niños pequeños con problemas de salud mental en una «vía hacia la transición médica».

Los activistas celebran el «avance hacia un enfoque basado en la evidencia», pero afirman que aún queda trabajo por hacer para garantizar la seguridad de los menores.

«Problema estructural»

El año pasado, el Servicio Nacional de Salud anunció el cierre de la clínica transgénero Tavistock, después de que una revisión realizada por la Dra. Hilary Cass concluyera que «no era segura».

Era la única clínica transgénero del NHS que atendía a menores, y se temía que los jóvenes se vieran obligados a seguir un tratamiento médico.

La clínica va a ser sustituida por un conjunto de centros regionales dirigidos por médicos, en lugar de terapeutas, y que tendrán en cuenta el impacto de otras afecciones, como el autismo y los problemas de salud mental.

La medida se produce en medio de una creciente preocupación por el impacto de la ideología de género en los menores, incluso en las escuelas, donde algunos estaban siendo objeto de transición social sin el consentimiento de sus padres.

NHS England afirmó que era necesario un nuevo servicio porque había «pruebas escasas y no concluyentes que respaldaran la toma de decisiones clínica» en la clínica Tavistock (artículo en español).

Como parte del nuevo enfoque, se ha recordado a los médicos que para la «mayoría» de los jóvenes, la sensación de estar en el cuerpo equivocado es sólo una «fase» y no persiste en la edad adulta.

Las autoridades han presentado su plan para la forma en que los menores puedan acceder al servicio, que ha sido enviado a expertos para que aporten su opinión. The Telegraph ha tenido acceso a los planes.

Los planes dicen así: «No se puede esperar que los menores de siete años hayan desarrollado suficientemente su comprensión intelectual y su entendimiento del sexo y el género para poder entender las razones y las posibles consecuencias de una derivación a un servicio especializado en incongruencia de género».

A los siete años, las criaturas «estarán más asentadas en la escuela, y las profesionales de la educación y las enfermeras escolares podrán contribuir a una visión general de observación sobre la conveniencia de una derivación».

Anteriormente, no había edad mínima para la derivación y criaturas de tan sólo tres años estaban siendo tratadas en la Tavistock. Por término medio, cada mes se derivaba a tres menores de siete años.

El Dr. David Bell, psiquiatra consultor y antiguo director de la Tavistock antes de convertirse en informante sobre el trabajo de la clínica, dijo: «Para mí, existe un problema estructural que requiere especial precaución: derivar a una criatura a un servicio de género, aunque se la atienda en el contexto de un equipo multidisciplinar, ya que el mero hecho de la derivación tiene consecuencias.

«Se corre el riesgo de que la criatura y su familia consideren que sus dificultades tienen que ver principalmente con el género. Etiquetar el problema como un problema de género puede ser fácilmente el primer paso en el camino hacia la transición médica.

«Mi opinión es que, en las edades más tempranas, las criaturas deben ser tratados en el contexto de los Servicios de Salud Mental Infantil y Adolescente (CAMHS).

«Sus dificultades no deben considerarse un problema de género, es mucho más apropiado que se les considere individuos angustiados, y ésta es una de las formas en que expresan su angustia».

El Dr. Bell también calificó de «peligrosa» la definición de incongruencia de género en la infancia incluida en el pliego de condiciones, que dice caracterizarse por «juegos imaginarios o de fantasía, juguetes, juegos o actividades y compañeros de juego que son típicos del género experimentado y no del sexo asignado».

La definición, que procede de la Organización Mundial de la Salud, es «una forma completamente errónea de ver el problema», afirmó el Dr. Bell.

Y añadió: «Estamos corrompiendo la capacidad de imaginación de un niño e imponiéndole un estereotipo de género».

«El diablo está en los detalles»

El nuevo plan de servicios también establece que sólo los servicios especializados en salud mental o pediatría del NHS pueden mandar a un niño a recibir tratamiento de género.

Esto se produce tras las revelaciones de este periódico de que Susie Green, entonces presidenta de la polémica organización benéfica Mermaids, había podido derivar a criaturas (artículo en español) incluso cuando su médico de cabecera se había negado en repetidas ocasiones. Anteriormente, también los profesores y los trabajadores sociales podían derivar a los niños a la Tavistock.

El Gobierno está a punto de publicar unas directrices transgénero para las escuelas que dificultarán la transición social de los niños en las aulas.

NHS England afirmó que el cambio garantizará que los niños reciban ayuda mientras estén en lista de espera, que actualmente es de tres años.

En los últimos días, NHS Inglaterra también ha dado a conocer más detalles sobre su prohibición de prescribir bloqueadores de la pubertad fuera de los ensayos clínicos, diciendo que ha «llegado a la conclusión de que no hay pruebas suficientes para apoyar la seguridad o la eficacia clínica de las hormonas supresoras de la pubertad para hacer el tratamiento disponible de forma rutinaria en este momento».

Sólo podrán participar en los ensayos los niños que hayan padecido disforia de género desde una edad temprana.

Hasta ahora, sólo se prescribían bloqueadores cuando los niños empezaban a desarrollar características sexuales secundarias.

NHS England dice que la prohibición afectará a los menores de entre 10 y 17 años. En julio de 2022, estaban siendo tratados por la clínica endocrina del NHS que prescribe bloqueadores 378 menores .

Stephanie Davies-Arai, fundadora de Transgender Trend, dijo que todavía había dudas sobre la edad a la que se permitiría a los niños entrar en el ensayo. Según ella, «el diablo está en los detalles».

«Este nuevo servicio es un gran paso adelante», afirmó.

«Pero aún queda mucho trabajo por hacer y muchos detalles por concretar.

«Sigo teniendo dudas sobre el hecho de que se inscriba a niños en un experimento sobre bloqueadores de la pubertad cuyos beneficios no se han demostrado y cuyos riesgos a largo plazo son enormes».

Sajid Javid, ex secretario de Sanidad, dijo: «Acojo con satisfacción que el NHS adopte por fin un enfoque prudente y basado en la investigación para evaluar estos tratamientos. Esta cuestión debe tratarse con el mismo cuidado que cualquier otro asunto de protección de menores».

«La cantidad de estas hormonas que se han recetado oficialmente para este fin es preocupante, dada la falta de pruebas sobre sus efectos a largo plazo.

«Mientras esto siga siendo así, debería haber un listón muy alto para su uso con niños».

Artículo original

Versión archivada

2 comentarios

  1. Creo que el artículo en sí es algo confuso en su redacción. Da la impresión de que se exponen alternativamente postulados a favor y en contra pero sin indicar la procedencia. Como como conclusión final diría que hay algo bueno y algo malo. Lo bueno, que no tratarán a ningún niño o niña por debajo de los 7 años. Lo malo, que a partir de esa edad ya podrán ser derivados. Un avance demasiado pequeño para el inmenso problema con los menores víctimas de la ideología transgenerista.

    1. Es exacto como dices, ponen como avance que no se puedan tratar criaturas de menos de 7 años, cuando a mí esa edad (todas, si soy sincera) me parece un crimen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Salagre.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Lucushost S.L. que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos

Suscríbete a nuestra newsletter


Loading

Buscar en el blog

Buscar
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Preferencias y más información.
Privacidad